Fajardo, el vinotinto de la sonrisa imborrable

MADRID.- Francisco Fajardo puede decir que vistiendo los colores de la Selección de Venezuela ha vivido sus mejores y peores momentos como profesional. El oriundo de Maracay fue uno de los protagonistas en la clasificación de Venezuela al Mundial sub20, en Egipto, pero un lesión en su pierna derecha (triple fractura de tibia y peroné) lo alejó de los canchas durante meses.

El 15 de septiembre de 2010 volvió a vestirse de corto, precisamente en el mismo estadio en el que se lesionó tiempo atrás (el José Antonio Anzoátegui), aunque en esta ocasión fue con Aragua en un partido de Copa Venezuela, ante Deportivo Anzoátegui. Después de eso encadenó varios partidos en el equipo dirigido por Raúl Cavalleri, antes de dar el salto al reto que disfruta actualmente en la Segunda B de España, con el Linense.

Hoy, todos esos meses de calvario quedaron atrás y la sonrisa parece tatuada en la cara del jugador de 20 años. “No hay palabras para decir lo feliz que me siento. No es felicidad, es algo más. Si encontrara alguna palabra la diría, pero ahora solo puedo demostrarla con la sonrisa y trabajando duro acá”, confesó el jugador.

“Viví al máximo este entrenamiento junto a los compañeros que tuve”, contó el defensor al terminar la práctica de la tarde en San Sebastián de los Reyes. “Súper feliz y contento por la oportunidad que me da el cuerpo técnico, que me da el profe César. Me toca aprovecharla”.

Al seleccionador, César Farías, justamente lo conoce de su etapa en la sub20 y solo ha tenido un consejo para el defensa. “Me dice que aproveche al máximo porque acá de todo se aprende un poco”.

En las próximas horas a Fajardo podrá disfrutar nuevamente junto a viejos conocidos de su paso por el combinado juvenil. “Con ‘Sema’ estuve hablando. Es con el único que he podido hablar”, reconoció Fajardo, quien espera el encuentro también con “Salomón y Del Valle, compañeros también en el sub20”.

Deja tus comentario

%d bloggers like this: