Casos de alineación indebida en el fútbol venezolano

DIRECTO AL ÁNGULO – Dos casos de alineación indebida decidieron el final del torneo Apertura, llenándolo de controversia.

En su encuentro contra Táchira, Zulia tuvo a cuatro extranjeros en cancha al mismo tiempo, incumpliendo el artículo 41 de las Normas Reguladoras que estipula que “podrán permanecer registrados en nómina un máximo de cuatro (4) jugadores extranjeros….De estos solamente podrán permanecer, simultáneamente, tres (3) jugadores en juego”. La sanción por incumplir lo enunciado establece en el mismo artículo cuando explica que “La violación…será considerada alineación indebida, con todas las consecuencias reglamentarias que tal acción conllevan”.

Por Zulia, coincidieron en cancha Herve Kambou (Costa de Marfil), César Daniel Gómez (Argentina), Sergio Unrein (Argentina) y Luciano Guaycochea (Argentina). Por lo que se espera que la FVF otorgue los tres puntos del partido a Táchira, que había perdido 2-0, y el resultado evita que se clasifique a los cuartos de final del Torneo Apertura.

Mientras que para Mineros también terminó la temporada por una alineación indebida. Portuguesa y Atlético Venezuela reclamaron los partidos que ambos disputaron contra los negriazules, pues en ambos compromisos jugó Angelo Peña, quien no debía hacerlo. El caso: Angelo Peña cambió Zamora por Mineros cuando ya había cerrado el mercado de fichajes, así que para poder jugar en Primera División debía ser inscrito como amateur, en Tercera División, donde disputó un par de partidos antes de ser ascendido.

Según las reglas FIFA: “Un jugador inscrito cómo profesional no podrá inscribirse de nuevo cómo aficionado hasta que transcurran al menos 30 días de su último partido cómo profesional”. Tiempo que no pasó desde su último partido con Zamora, como consecuencia: su alineación fue ilegal. De no ser por esta sanción Mineros habría entrado al octogonal por la alineación indebida de Zulia, pero con la decisión contra ambos conjuntos, La Guaira fue el gran beneficiado y se clasificó a la siguiente fase.

Pero no es la primera vez que en el fútbol venezolano un equipo pierde puntos por alineación indebida.

En diciembre de 2007, la FVF decidió darle la victoria a Caracas en un partido que había perdido contra Monagas, equipo que alineó como juvenil a Richard Arroyo, quien según sus papeles ya era mayor de edad, incumpliendo el reglamento que exige la presencia de un juvenil de forma obligatoria en el once. Arroyo, quien previamente había militado en Caracas, fue inscrito como nacido en 1989, cuando realmente lo había hecho en 1985. A Monagas además se le multó con un millón de bolívares. La decisión permitió que Caracas se pusiera como líder del torneo Apertura, con dos fechas por disputarse.

Dos años más tarde, en 2009, la Federación Venezolana de Fútbol emitió un comunicado en el que confirmó que UA San Antonio, de Segunda División, sería descendido a la Categoría Inter-Regional una vez finalizado el Apertura. La razón fue que el equipo, fronterizo con la ciudad de Cúcuta, Colombia, alineó a jugadores adulterando su nacionalidad, como fue el caso de Hernán Gil, Juan Camilo Cabezas y Faruk Yaruro, quienes además fueron inhabilitados por tres años. UA San Antonio no pudo disfrutar del ascenso a Primera División por el puesto que ocuparon en la tabla de clasificación.

En mayo de 2014 Carabobo avanzó a la segunda ronda de la serie Presudamericana luego de reclamar la alineación indebida de José Luis Marrufo, quien debía cumplir sanción por tarjetas amarillas. El técnico de los crepusculares en aquel momento, Rafael Dudamel, puso su cargo a la orden por el error, pero continuó con el equipo.

A final de 2015, Deportivo JBL y Metropolitanos disputaron un repechaje para decidir que equipo jugada la siguiente temporada en Primera División. En la cancha, y gracias al valor del gol de visitante, Metropolitanos había logrado la permanencia. Hasta que cuatro días más tarde los zulianos reclamaron la alineación indebida de Anderson Arciniegas en el partido de vuelta, quien estaba sancionado por acumulación de tarjetas. La FVF decidió a favor de Deportivo JBL, sancionó al jugador con un partido y una multa. Inconformes, Metropolitanos impugnó la decisión en un tribunal constitucional, pero al final jugó la temporada siguiente en la categoría de plata.

Otros equipos como Policía de Lara en 2015 también incurrió en alineación indebida y la perdida de los tres puntos que había ganado en cancha lo obligaron a perder la categoría en Segunda División.

Incluso, ha pasado en la selección de Venezuela. Con Noel Sanvicente como seleccionador nacional, la Vinotinto perdió un partido en los despachos. Un amistoso contra Japón, en Yokohama, que había terminado 2-2 en la cancha, terminó con un 3-0 a favor de los asiáticos por la alineación indebida de Salomón Rondón, quien debía cumplir un partido de sanción por amonestación.

FOTO: Zulia FC

Deja tus comentario

%d bloggers like this: